Trabajadores del Conocimiento, competitividad, calidad del entorno del trabajo, y cohesión social…

A partir de un comentario de Emilio Ontiveros, sobre los ‘Trabajadores del Conocimiento’ (El Pais, 18/11/07), he tenido la oportunidad de conocer un informe difundido por The Work Foundation, que propone una serie de indicadores relativos a las condiciones del entorno, o calidad, de trabajo de los Trabajadores del Conocimiento (como p.e. la capacidad para la solución de problemas, para aprender nuevas cosas, grado de autonomía, etc).

El objetivo del trabajo es analizar cómo influyen diferentes políticas de trabajo de los k-workers y cómo éstas tienen que ver con la calidad del capital humano. En la economia del K, si deseamos sobrevivir competitivamente en el entorno global actual es necesario integrarse en ella, cada vez es mas explícita la evidencia de que la generación de retorno y valor (ROI y VOI) exige la suficiente dotación, o existencia, de capital humano y capital tecnológico.

En el ranking The Global Competitiveness Report 2007-2008 (del World Economic Forum), EEUU encabeza la clasificación seguida de Suiza, Dinamarca, Suecia, Alemania, Finlandia y Singapur, respectivamente.
World Competitiveness Index

RaR
>>Rankings 2007-08 Top ten
Rank
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Country
US
Switzerland
Denmark
Sweden
Germany
Finland
Singapore
Japan
UK
Netherlands
Score
5.67
5.62
5.55
5.54
5.51
5.49
5.45
5.43
5.41
5.40

Los factores que condicionan la posición en dicho ranking tienen que ver con aquellas economías que más decididamente invierten en capital humano y tecnológico, además de garantizar la calidad de sus instituciones y una flexibilidad de sus mercados. Muy importante también es la capacidad de sus empresas para adaptarse a unas exigencias del entorno, cada dia mas complejo, tales como una mejor y mas moderna gestión, una mayor innovación, consecuencia ambas de organizaciones mas flexibles y menos jerarquizadas. Estas dos últimas características son rasgos igualmente importantes de la economía del conocimiento, junto con las habilidades de los trabajadores del conocimiento, potenciadoras del trabajo en equipo , pero absolutamente compatibles con la flexibilidad funcional y la autonomía.

Entre las prioridades de las economías mas competitivas se situan la disponibilidad y calidad del capital humano, en particular las habilidades de sus trabajadores (aprendizaje durante toda la vida laboral). Dicha disponibilidad y calidad del capital humano, es la condición necesaria para un uso eficiente de la inversión en intangibles, en particular en I+D, y de un mayor dinamismo de los mercados. Constituye también uno de los fundamentos para que coexistan objetivos como el necesario aumento de la competitividad con la preservación de la cohesión social (sostenibilidad social).

Tal como decíamos al principio de este comentario, el análisis de esa dimensión de la ‘calidad del trabajo’ (good work) es el objeto del informe Exploiting Europe’s Knowledge Potential: ‘Good Work’ or ‘Could do Better’, difundido por The Work Foundation.

Good work

Los resultados son absolutamente consistentes con los que arrojan otros muchos indicadores expresivos de la competitividad de las naciones. Los paises nórdicos, a la cabeza, disponen de una proporción de k-workers mucho mayor que el resto de Europa, así como de mayor calidad del entorno de trabajo. Ello no es incompatible con la necesaria flexibilidad de los correspondientes mercados de trabajo: en realidad, son ellos los que en mayor medida aplican el nuevo principio de ‘flexicurity‘, de resultados explícitos en Dinamarca. La últimas posiciones las ocupan, consistentemente con otras clasificaciones, las economías del sur de Europa, con pocos trabajadores del K y con poco retorno en las empresas de su potencial. Mientras la media en Europa, incluida la Europa del Este, la media de k-workers es del 45% , en el sur es inferior al 34%.

Evidentemente la calidad del entorno de trabajo de los k-workers (remuneración, ausencia de todo tipo de discriminación, ‘seguridad’, flexibilidad, satisfacción e identificación con lo que hacen, autonomía y control sobre el ritmo de trabajo,…) es significativamente superior a la del resto de trabajadores (no k-workers).

Be Sociable, Share!

2 comments

  1. […] continuación del comentario, del pasado 19 de Nov, ‘Trabajadores del Conocimiento, competitividad, calidad del entorno del trabajo, y cohesión social

  2. […] En el momento actual, me gustaría relacionar el artículo que nos ocupa (obsolescencia del modelo de I+D+i), con el informe Exploiting Europe’s Knowledge Potential: ‘Good Work’ or ‘Could do Better’, difundido por The Work Foundation y comentado recientemente en los ‘postings’ Trabajadores del Conocimiento, competitividad, calidad del entorno del trabajo, y cohesión social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image