Archive for KM

Mapa conceptual de la actual ‘Economía emergente del conocimiento’

Como contextualización de partida del Modelo Suricata, y del perfil ‘eAprendiz’ resultante, se muestra un Mapa conceptual de la actual ‘Economía emergente del conocimiento’, y su impacto en el ámbito actual del Trabajo (digital). Dicho mapa, aunque actualizado y com aportaciones personales, toma  como documento original de partida, ‘The next revolution in interactions’.

 

Economia emergente-networking global pag web

Equipos, Comunidades y Redes en el contexto de una cultura digital abierta

Rol que juegan las Comunidades de Práctica (CoPs), en la compartición del conocimiento complejo, tácito.


Buena presentación de Harold Jarche en la que de manera muy sencilla, y gráfica, muestra los tres niveles de conectividad posibles en el ámbito personal o de una organización ‘coherente’ o eficiente (en cuanto a la compartición de conocimiento -K- complejo): 1.- Equipos de proyectos (orientación a objetivos), 2.- Comunidades de Práctica (compartición de intereses y motivación), y 3.- Redes Sociales (identificación de oportunidades, de ideas nuevas y diversas); así como sus diferentes características y aportaciones en el ámbito de una cultura digital y abierta (que provoca la emergencia de confianza – al posibilitar y fomentar la compartición y aceptación de ideas y opiniones diferentes-, y el incremento de la innovación), tales como:

1.- compartir conocimiento complejo (tácito) – mediante conversaciones, preguntas, discusiones y  retroalimentación-, requiere fuertes lazos sociales (relaciones profesionales basadas en la confianza). Pero, trabajar exclusivamente con nuestros ‘iguales’ (ámbito laboral próximo, equipos de proyectos, etc) puede hacer invisibles a nuestros ojos planteamientos, opiniones e ideas externas (nuevas y diversas o diferentes)

2.- redes sociales (abiertas) con lazos diversos y débiles (normalmente externas a nuestros círculos próximos y tradicionales), son el lugar adecuado para conseguir nuevas ideas (lo que junto con la conectividad, base de la innovación), aunque frecuentemente estén poco o nada estructuradas, y sean  difíciles de manejar.

La compartición efectiva de conocimiento, requiere no simplemente colaboración (estructuración y objetivos), sino también compartición (informalidad e identificación de nuevas y diversas  ideas/oportunidades)

La generación y gestión de nuevas y diversas ideas, junto con la conectividad, como base y soporte de la requerida Innovación permanente, en una sociedad intensiva en información y conocimiento.

3.- las comunidades de práctica (CoPs) -caracterizadas por  la compartición de intereses y motivación, por tener lazos sociales débiles y fuertes, y por un cierto propósito y estructura-, pueden ser la potencial estructura social que cubra el vacio, que tienda puentes,  entre el ámbito laboral próximo y las redes sociales externas

4.- es esencial, pues, en organizaciones e instituciones basadas en la información y el conocimiento… promover y apoyar la hiperconectividad y  las CoPs, como soporte base de la Innovación permanente

Bolonia y la reforma del Sistema Educativo actual.

La casualidad ha hecho que hoy llegaran a mis ‘manos’ dos videos de interés, relacionados entre sí, que me sirven para reflexionar  acerca del proceso de Bolonia (Plan Bolonia: preguntas y respuestas), y en general de la reforma del sistema educativo actual.

EEES2El primero de dichos videos (‘Plan Bolonia sin rodeos‘) muestra, en lenguaje ‘muy llano’, una visión crítica del Proceso de Bolonia, defendiendo entre otras cosas que, como respuesta a la inflación actual de ‘títulos’ y a la necesidad de segmentar la oferta del ‘mercado’ (incorporando la titulación de ‘master’), se trata de una estrategia para que nada sustancial cambie  y a la vez  aumentar los costes. Este vídeo de un profesor (decano) de la Universidad de Vigo, presente ya en You Tube, ha tenido una gran acogida (mas de 100000 visitas).

Independientemente de la verdad parcial de sus críticas (una vía mas cara y alternativa,  a la actual,  para ofertar lo mismo ‘en cuanto a horas de formación presencial’,   3000), y de la difícil, y precaria,  situación laboral de los jóvenes (y no tan jóvenes) egresados de nuestras universidades, que podría justificar por si mismo la contestación al sistema educativo actual y a la propuesta que se ofrece con Bolonia (en aras a la movilidad y a la modernización de las universidades), … independientemente de todo ello, una cierto desasosiego e intranquilidad ha quedado en mí.

En cualquier caso, desde mi punto de mi vista, existen  razones  objetivas para llevar a cabo la reforma de nuestro sistema educativo actual, en sus diferentes niveles (en particular el universitario). No solo eso, como respuesta a una sociedad global cada vez mas interconectada, interdependiente,  diversa y compleja, necesitamos que nuestros sistemas educativos evolucionen (¿hacia dónde?) para formar ciudadanos y profesionales, en definitiva personas, capaces de afrontar los retos de la misma.

Por esta razón, contemplando el proceso de Bolonia: por una parte como una oportunidad única para actualizar nuestras universidades a los requerimientos que la nueva sociedad del conocimiento y en red exige, y por otra  como un complejo proceso de cambio radical en el gobierno y desempeño de la función académica,  surge en mi una cierta intranquilidad o temor ante la posibilidad de que, dada la considerable y paradójica inercia de la universidad como institución,  se ‘aproveche’ el desconcierto y críticas actuales al proceso de Bolonia para que, definitivamente,  todo quede en una mera reforma administrativa (’a rio revuelto ganancia de pescadores’).

En este sentido, pues, lo fundamental es reflexionar, y acertar en la respuesta, a la pregunta… ¿hacia dónde cambiar nuestro sistema educativo?.

Es aquí donde entra en juego el segundo de los vídeos anunciados al principio de este comentario. En efecto, por medio de María José Gómez Herreros (doctoranda de nuestro programa de doctorado), y en el contexto de un trabajo sobre  e-Competencias para la Ingeniería, he conocido el video ‘Educar para fabricar ciudadanos’.

redes 49

Dicho video, el número 49 de la serie ‘Redes’ de TVE (La 2), emitido ayer domingo, se ha confeccionado a partir de unas jornadas celebradas en Whasington bajo el título: “Educating World Citizens for the 21st Century, el cuál comienza con la siguiente frase:

“El antiguo modelo de enseñanza ya no es válido en una sociedad basada en el conocimiento” (Linda Darling-Hammond)

En este sentido, la  pregunta focal de dichas jornadas era:

¿Hacia dónde ha de evolucionar nuestro sistema educativo para formar a ciudadanos capaces de afrontar los retos del S XXI?

Para dar respuesta a la misma, el Mind and Life Institute reunió personalidades del mundo de la ciencia (sicólogos, neurólogos, educadores,…) y del mundo contemplativo    ( encabezados por el Dalai Lama como invitado especial).

¿A qué se debe que destacadas personalidades procedentes de diferentes campos de la ciencia se reúnan para reflexionar acerca de la necesidad de replantear la noción de ciudadanía, de sus valores y habilidades?, ¿a qué se debe que inviten, además,  a personas representativas del mundo contemplativo ó espiritual?, ¿qué preocupación común comparten ambos mundos, en principio, aparentemente distintos?, ¿qué soluciones, propuestas o experiencias  aportan?, ¿qué tienen que ver con el mundo de la educación?, ¿qué impacto producen?, ¿tienen algo que aportar al proceso de renovación de las universidades?, …

Una novedad sustancial en el panorama actual de la economía del conocimiento, es la emergencia ‘formal’ de los intangibles, así como la consideración de la persona como el recurso clave de la misma. Ello conlleva la necesidad de aprender a gestionar recursos intangibles, cuando hasta ahora sólo se contemplaba la gestión de recursos físicos o tangibles (dinero, bienes inmuebles, recursos materiales en general). La peculiaridad de los recursos intangibles (p.e. el conocimiento y/o la información) reside en que no se ajustan al modelo  tradicional ‘ganador-perdedor’ de los recursos físicos (’uno gana los demás pierden’). En efecto, si yo comparto conocimiento o información con otra persona, no implica perderlo  sino, todo lo contrario, la posibilidad de aumentarlo (modelo ‘ganador-ganador’).

Tradicionalmente el ser humano, partiendo de su propio contexto cultural y circunstancias personales, persigue  la felicidad personal, aunque muchas veces no lo parezca.  Con el desarrollo de la neurociencia (conocimiento del funcionamiento del cerebro) y de la inteligencia emocional, conocemos mas  acerca del potencial humano, y de cómo la felicidad incide directamente sobre la salud y el bienestar socioemocional.

A su vez, desde el ámbito de la educación, una cierta preocupación en las aulas, y campus, se está extendiendo por todo el mundo debido a diferentes causas como, en mayor o menor grado: la violencia emergente; el fracaso escolar; la desmotivación creciente en alumnos y profesores; el estrés generacional con la tecnología; el agobio de que ‘algo’ hay que cambiar y no saber qué, y sobre todo cómo; etc.

educando ciudadanos para el s xxi

Partiendo de  estos, y otros, mimbres, una de las primeras conclusiones que se alcanzaron, en las jornadas ‘Educando a los ciudadanos del mundo para el  S XXI’, fué la necesidad de replantearse la noción de ciudadanía, sus valores y habilidades requeridas para ’ser y estar’ en un mundo cada vez más interconectado e interdependiente, global y diverso.

“Debemos desarrollar una actitud que considere al resto del mundo como parte de mi mismo” (Dalai Lama)

¿Cómo regular la actitud mental de cada uno de nosotros?, ¿cómo gestionar nuestras emociones?, ¿cómo aprender técnicas dirigidas a mejorar la interacción social  y a regular las emociones?, ¿cómo hacer hincapié de la expresión respetuosa de los sentimientos y del valor de la diversidad? ( notar p.e. que ello abre grandes posibilidades a la creatividad, condicionada a veces  por la verguenza personal y la crítica externa), ¿cómo incrementar la conciencia de uno mismo? , ¿ cómo aumentar la empatía y la cooperación frente a los tradicionales ‘codazos’ y competitividad?, ¿cómo hacer compatibles competitividad, colaboración y compartición?,

¿cómo se consigue todo ésto?…

‘a través de la educación’, ‘reflexionando sobre la profesión del docente’, ‘mediante programas de aprendizaje social y emocional,  aplicables a todas las etapas del sistema educativo’

Dichos programas de aprendizaje social y emocional  abordan cinco áreas esenciales en el desarrollo social y emocional: 1.- Autoconciencia; 2.- Autogestión (de emociones y comportamiento); 3.- la Conciencia Social (que implica empatía); 4.- las Capacidades Relacionales; y 5.- la Responsabilidad en la Toma de Decisiones.

Notar que con estas propuestas, lo que se persigue no es solo acumular conocimientos (contenidos), sino que los  estudiantes en general desarrollen habilidades que les permitan crecer como personas, capaces de afrontar los retos y oportunidades de la vida, lo que conlleva cambios radicales del sistema educativo en general, a todos los niveles.

Como conclusión fundamental llegaron a que:

“la gran reforma pendiente es cambiar la formación de los docentes”.

En definitiva, pues,  por parte de la comunidad universitaria, y en particular de la institución y los profesores, es el momento de reflexionar y de actuar, de conocer el nuevo ‘rol’  y paradigmas del Aprendizaje, para ser capaces de responder al requerimiento actual de: 1.- educar a nuestros estudiantes para la Sociedad RED a la que van destinados; y 2.- formar y aprender en RED.

Otras entradas relacionadas con la actual:

Numero extra de la revista ARBOR (CSIC), sobre “Innovacion educativa”…

Una comparativa de dos sistemas educativos de ‘éxito’ (Finlandia y Malasia): reflexiones de interés.

‘Aprender a SER (Know To BE) en la Sociedad RED’

Hacia un eLearning adaptativo y personalizado, en el ámbito de Moodle y basado en condicionales.

Entorno Personal, y Corporativo, de Aprendizaje (e-learning 2.0), basado en iniciativas abiertas

¿Se puede permitir un profesor tecnológicamente ignorante?

Conferencia internacional sobre ” Metodologías e-Learning y políticas institucionales”

La Era del Aprendizaje, el Conocimiento, la Sostenibilidad y la Tecnología: de las TIC a las TICA (1/2).

Del Blog al PLE y a las Redes Sociales: hacia un Entorno de Aprendizaje Personal y autogestionado

En nuestro ámbito profesional… ¿cómo podemos asimilar el creciente, y cambiante, flujo de conocimiento actual? (2/2)

En la entrada anterior, a la pregunta inicial de:  ¿cómo podemos asimilar el creciente, y cambiante, flujo de conocimiento actual?, respondíamos…gestionando adecuadamente, a nivel personal, el conocimiento (PKM) y el aprendizaje (PLM)’, para finalizar con una nueva pregunta…

¿qué significa gestionar adecuadamente el conocimiento personal (PKM)?.

a la que pretendemos dar respuesta a continuación.

Algo está sucediendo en el mundo de la gestión del conocimiento (KM). Un gran desplazamiento se ha producido hasta considerar  que el conocimiento acerca de personas  y contextos puede ser más importante que el conocimiento acerca de contenidos…

“from content and collection to context and connection”, Dave Pollard

Desde esta consideración y reconociendo, pues, al individuo como el principal agente de las iniciativas  de la KM, Harold Jarche (Sense-making with PKM)

como respuesta al problema actual de sobreabundancia de información, y con objeto de asociar significado (’sense making’) a la información que fluye en nuestra actividad diaria, propone dos procesos paralelos (que constituyen el sistema ‘PKM’ de gestión del conocimiento personal): uno interno  que responde a ¿cómo asimilo ‘ésto’?, y otro externo que responde a ¿quién puede ayudarme a asimilarlo?.

El proceso interno consta de cuatro acciones: Seleccionar, Clasificar/Asimilar, Explicitar, y Recuperar;mientras que el proceso ePKM-matriz procesoso-tools-H Jarchexterno consta de tres acciones: Navegar, Socializar/Intercambiar, Contribuir/Aportar.

Después de explicar cada una de las acciones asociadas al PKM, como ejemplo, propone una tabla en la que relaciona dichas acciones con  tecnologías y herramientas concretas, para su implementación.

Con objeto de visualizar mi particular ‘asimilación’ de la propuesta de Jarche, ahí va el siguiente mapa conceptual…

Proceso PKM

En nuestro ámbito profesional… ¿cómo podemos asimilar el creciente, y cambiante, flujo de conocimiento actual? (1/2)

Nuestro entorno actual de trabajo en RED (’online’) , entre otras cosas, se caracteriza por: una conectividad permanente al mismo,  web en tiempo real, acceso móvil a la RED,  sobreabundancia de información,  desplazamiento de valor… de ’stocks’ de contenidos a flujos de conocimiento (K), cambios rápidos en las tecnologías, capacidad sin precedentes  para colaborar y contribuir a nivel individual, etc  con profundos efectos para el desempeño personal.

eProfesionalProbablemente, pues, no nos resultará extraño que nos planteemos  “cómo ser capaces de, en nuestro ámbito profesional (o dominio de ‘K’ de interés personal), hacer frente al flujo de información ‘online’, que a diario nos invade”.

En efecto, periódicamente una rutina en nuestra actividad  consiste en leer nuestro correo,  blogs y noticias procedentes de  semillas a las que nos hemos suscrito, tratando de ‘capturar’ ideas o aspectos de interés mediante ‘bookmarking’ social, con la intención de (en el mejor de los casos)  asimilar su significado e integrarlo coherentemente con lo que ya sabemos, para finalizar el proceso escribiendo (externalizando, explicitando) y compartiendo,  el resultado en un blog, por ejemplo.

Este proceso de gestión del conocimiento, ‘PKM’, (tránsito de lo implícito a lo explícito, con la correspondiente socialización con otros), repetido de forma iterativa muchas veces, evidencia su interés y fortaleza al posibilitar la creación y mantenimiento de mi base de K, y en último término de mi red cognitiva de K, relativas ambas a un dominio de conocimiento particular y/o  de interés personal.

Si así es , parece obvio que, dado el uso intensivo de información que, en general, hacemos en nuestra actividad diaria (para la toma de decisiones, la resolución de problemas o para la asimilación de K en un dominio específico), es crítico  aprender  cómo capitalizar  la naturaleza social de la RED, y del aprendizaje, para conseguir que nuestra actividad diaria ‘online’ sea mas efectiva y útil, al ser capaces de: 1.- conectarnos a las fuentes (personas, conversaciones) que producen el K, y 2.- movernos ‘casi’ a la velocidad del cambio en la RED (flujo de K).

elearnerEn definitiva, a la pregunta inicial de ¿cómo puedo asimilar el creciente y cambiante ‘K’  en mi campo profesional?, responderíamos:

gestionando adecuadamente, a nivel personal, el conocimiento (PKM) y el aprendizaje (PLM)’,

y…

¿qué significa gestionar adecuadamente el conocimiento personal (PKM)?.

http://www.flickr.com/photos/enriquerubio/3450845896/

Procesos que incorporan la Gestión del Conocimiento

En nuestra actividad diaria, son muchos los procesos que realizamos. En mi caso personal, y  en el de muchos de mis compañeros, preparamos nuestras clases, leemos artículos y libros, escribimos a congresos, etc. Cada una de esas acciones precisa de un proceso que lo soporta. 

Son muchas las veces que voy a buscar algo que he hecho y no lo encuentro, que ha servido para una ocasión y del que he perdido su rastro. El esfuerzo realizado ha servido sólo para una ocasión, sin haberlo compartido y, por lo tanto, sin haberlo contrastado, y teniéndolo que repetir en caso de necesitarlo en otro momento. 

Es el momento de recapitular y llevar a cabo la estrategia propuesta por la metodología pKM Suricata, con la intención de aplicarla a esos pequeños procesos que conforman mi actividad habitual. 

El primero que voy a plantear es uno de los más frecuentes: La lectura de un artículo interesante. 

Hasta ahora este proceso lo realizaba siguiendo los siguientes pasos: 

  • Leía el artículo
  • Hacía un resumen. 
  • Guardaba el resumen en mi ordenador, para irlo a buscar después.

Evidentemente, muchas veces, el resumen se quedaba guardado sin tocarlo cuando lo necesitaba porque, simplemente, no recordaba que existía. Por otro lado, no podía tener una clara conciencia de la importancia del artículo porque no lo comparaba con otros, ni tenía el comentario de otras personas.

Tal como lo veo ahora, el proceso debe cambiar, incorporando la tecnología que tenemos disponible y que permite una verdadera gestión del conocimiento personal. El esquema de cómo puede mejorar viene representado por la siguiente imagen. 

 Proceso de Lectura de Artículos

  ¿Se puede mejorar?

Una de las cosas a pensar es que no debe ser engorroso, so pena de abandarlo.